307 visitasPsicología a tu alcance
0 comentarios

Tengo tres hijos adolescentes. No son especialmente problemáticos pero estamos pasando momentos difíciles y tensos en muchas ocasiones. Me gustaría estar a su lado, seguir siendo un referente para ellos. He oído que en estos casos va muy bien ejercer la parentalidad positiva. ¿Podéis orientarme?

Admin Changed status to publish febrero 7, 2024

Respondido por: EQUIPO DE PSICOLOGÍA A TU ALCANCE

Criar a adolescentes puede ser un desafío, y la parentalidad positiva puede ser una estrategia valiosa en estos momentos. Aquí te ponemos algunas pautas en las que se basa la parentalidad positiva para orientarte:

  1. Comunicación Abierta y Empática
  • Fomenta un ambiente en el que tus hijos se sientan cómodos compartiendo sus pensamientos y sentimientos.
  • Escucha activamente, mostrando interés genuino en lo que tienen que decir.
  1. Establecimiento de Límites Claros
  • Define límites y expectativas claras para mantener una estructura.
  • Explica las razones detrás de las reglas y escucha sus opiniones.
  1. Reconocimiento y Reforzamiento Positivo
  • Elogia y refuerza comportamientos positivos.
  • Reconoce sus logros y esfuerzos, fortaleciendo su autoestima.
  1. Fomento de la Autonomía
  • Permite que tomen decisiones apropiadas para su edad, promoviendo la independencia.
  • Ofrece orientación en lugar de imponer control excesivo.
  1. Resolución Constructiva de Conflictos
  • Enfrenta los conflictos de manera calmada y respetuosa.
  • Anima a expresar sus emociones y busca soluciones juntos.
  1. Modelado de Comportamientos Positivos
  • Sé un modelo a seguir demostrando valores y comportamientos positivos.
  • Muestra habilidades de afrontamiento y resiliencia ante desafíos.
  1. Tiempo de Calidad
  • Dedica tiempo regularmente para actividades compartidas y conversaciones informales.
  • Fortalece el vínculo emocional y demuestra interés en sus vidas.
  1. Educación Emocional
  • Ayuda a identificar y expresar emociones de manera saludable.
  • Fomenta la empatía hacia los demás.
  1. Flexibilidad y Adaptabilidad
  • Ajusta las estrategias según las necesidades cambiantes de cada hijo.
  • Reconoce y celebra sus individualidades.

Recuerda que la parentalidad positiva no implica ser perfecto, sino esforzarse por crear un entorno de apoyo y respeto mutuo. Si encuentras desafíos específicos, la consulta con un profesional puede proporcionar orientación personalizada para tu situación. 

Estamos aquí para ayudarte en este proceso.

Para profundizar en el enfoque de la parentalidad positiva recomendamos el libro “Disciplina Positiva”, de Jane Nelsen. Este libro proporciona una perspectiva comprensiva sobre cómo criar a los hijos de una manera que fomente la cooperación y la responsabilidad, al mismo tiempo que fortalece la conexión emocional

Equipo Psicología Changed status to publish enero 30, 2024